AUTÓNOMOS

LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO

La ley es una perfecta canallada
que inventaron socialistas solones
para fastidiarnos a los varones,
que no nos podemos defender nada.

Cualquier justicia en ella está olvidada,
porque resulta que existen millones
de muy bien falseadas acusaciones,
y la cosa está ya muy sentenciada:

el varón es culpable en la sentencia.
Y cuando la mujer es la que acusa,
el macho no tendrá ninguna excusa

y a él le obligan a probar su inocencia.
Y aunque sea una excelente persona
según la inicua ley, duerme en chirona.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.