A UNA CHICA SILICONADA

¿Por qué te agrandas la teta
si no tienes un mamón
que se agarre a tu pezón
y lo convierta en chupeta?

Tu pechuga es una treta
para llamar la atención,
porque tu única ilusión
es que vean tu silueta.

La turgencia de tu seno
suena mucho a desvarío;
tu porvenir no es muy bueno

pues tu vida está hecha un lío.
Tienes el pecho muy lleno
pero el corazón vacío.

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.