ALCALDADA CATALUFA

Doscientos alcaldazos catalanes
organizaron tremenda excursión
para darle ánimos a Puigdemont
y que llevase adelante sus planes.

Entre ellos había muchos rufianes,
más los politicastros de ocasión
que querían hacer demostración
de sus tropelías y sus desmanes.

Pero ahora van a tener que explicar
de dónde sacaron ellos las pelas
para pagarse el viaje y sufragar

las tremendas parrandas de Bruselas.
Esta gran alcaldada catalufa
es solo parte de una ópera bufa.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.