ÁNGEL GUARDIÁN

Tienes un ángel guardián ¿Lo sabias?
Él está deseoso de escucharte,
pero nunca le dejas ayudarte
pues tú de su existencia desconfías.

Estas creencias no son supercherías
puesto que yo puedo comunicarte
que él su vida conmigo la comparte
y es mi gran ayuda todos los días.

Dedícale cada día un minuto,
enumérale tus preocupaciones,
y enseguida percibirás el fruto

relacionado con tus peticiones.
Yo amistad y cariño le tributo
porque me ha ayudado en mil ocasiones.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.