DECRETO-LEY

Mucho Senado y mucho Congreso
y mucho Orden Jurídico y Constitución ,
y un decreto-ley de un hombre sin seso
se ríe de tanto párrafo simplón.

Decreto-ley es algo de excepción,
exige mucha urgencia, es algo expreso,
y que hay que realizar sin dilación.
Pero el Sánchez se ríe de todo eso.

Este es nuestro gran Orden Jurídico.
La justicia se va por una rampa
porque abunda por doquiera la trampa

que lo convierte en algo fatídico.
Vivimos en un Estado Canalla
que ante las grandes injusticias, calla.

 

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.