El 8 M

A las femimachorras todo el mundo las teme,
porque son borreguitas que van siempre en montón.
Les gusta el abucheo, les gusta el botellón
e hicieron un desfile que llamaron 8M.

Todo aquel gran jaleo resultó una gran “eme”,
porque con las ideas, tienen tal confusión,
que entre sus familiares reina preocupación
que voten a Podemos y el coco se les queme.

Ahora andan hablando de crear sororidades
donde ellas despotrican y chillan como loros,
y dan por muy valiosas sus mil frivolidades,

pero hay la gran sospecha, que el financiero es Soros.
Creen ser muy modernas, muy progres y bonitas
y las pobres ingenuas son solo borreguitas.

Esta entrada fue publicada en Sobre mí. Guarda el enlace permanente.