En vísperas de 96

El  veintitrés de abril tendré noventa y seis
Siento en mis viejas piernas un poco de flojera,
pero en cuanto a neuronas, la cabeza está entera,
y si Dios nos ayuda, por aquí me veréis.

Como soy algo vago, creo me acusaréis
de que mi muro tiene una cierta cojera
y que por muchos días sufre paciente espera
de un saludo o una idea, porque en él nada veis.

Para estar en contacto, yo os propongo una cita
en mi blog titulado EL RINCÓN DEL SONETO.
Cada día allí pongo un versito completo

que refleja las cosas que mi mente medita,
y con paz y sin miedo, enjuicio poc a poco
las confusas noticias de este planeta loco

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.