INSPECTORES DE HACIENDA

¿Dónde estabais Inspectores de Hacienda
cuando los políticos nos robaban,
y las Cajas y Bancos estafaban
con aquella impunidad tan tremenda?

Merecéis una enorme reprimenda
pues mientras ellos crudo lo llevaban
vuestros ojos muy cerrados estaban.
¿O es que gozabais de alguna prebenda?

A todos nos ha faltado valor,
y a todos nos ha faltado civismo,
hemos olvidado lo que es honor

y nos hemos graduado en cinismo.
Hoy nuestra sociedad es un horror
porque hemos traicionado al cristianismo.

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.