LA CORRUPCIÓN EN ELCGPJ

 

Los jefazos del Poder Judicial,
que de justicia deben ser la estampa,
resulta que también nos hacen trampa
y practican la justicia muy mal.

Por lo visto, el Consejo General
se ha portado como si fuera un hampa
porque ley y justicia se la zampa
como si fuera una cosa normal.

Sintiéndose al frente de la justicia
el puesto a algunos los volvió algo chulos
y muy calladamente y con pericia

hacían unos contratos fatulos.
Si los altos tribunales son saraos,
el país está ya al borde del caos.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«TEOVNILOGÍA»
✉ freixedo.autor@laregladeoroediciones.com

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.