LA DUQUESA DE ALBA

Y se llevó la muerte a Cayetana
a pesar de tener tantas grandezas,
porque esas son minúsculas simplezas
que entretienen mucho a la tropa humana.

Era inteligente y muy campechana,
poco amiga de chusmas y bajezas,
y a pesar de codearse con realezas
tenía en el fondo un alma gitana.

Amó el toreo y fue buena amazona
pero en el misterioso Más Allá
solamente se le preguntará

si en este mundo fue buena persona.
Creo que San Pedro de buena gana
le dará entrada a doña Cayetana.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«TEOVNILOGÍA»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.