LIBROS

Cada libro  es un objeto sagrado
que trasciende toda literatura
y que con sus mil ideas, conjura
todo lo oscurantista y atrasado.

Cada libro es un objeto encantado
que contiene en sí la esencia más pura
de la ciencia humana y de la cultura
de un modo resumido y encriptado.

Las páginas de un libro son algo vivo,
pues son las sinapsis y neuronas
de millones y millones de personas

del global inconsciente colectivo.
Los libros son parte de la liturgia
de nuestra contemporánea taumaturgia.

 

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.