MAGDALENA

El que es ciego quiere ver,
y el que es mudo quiere hablar,
quiere el cojo caminar,
y el que está hambriento, comer.

El pobre quiere tener
y el que está triste, llorar,
el que está enfermo sanar
y el desterrado, volver.

Quiere el insomne dormir,
el muy gordo adelgazar,
el que es sordo quiere oír

y el que está en viaje, llegar.
Yo solo quiero tener
el amor de mi mujer.
__________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«TEOVNILOGÍA»
freixedo.autor@laregladeoroediciones.com

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.