NOS ESTÁN DESDE EL CIELO ENVENENANDO

Nos están desde el cielo envenenando,
y ante esta genocida canallada,
nuestras autoridades no hacen nada
pues continúan entre ellas peleando.

Nos siguen desde lo alto fumigando
pues la población está adormilada
porque la mantienen muy atontada
con las pantallitas que le están dando.

Surcan nuestros cielos los aviones,
y a las autoridades  criminales
muy poco le interesan nuestros males

y el deterioro de nuestros pulmones.
Los que se dicen nuestros gobernantes
son solo una mafia de maleantes

 

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.