PERICO QUERÍA SER PRESIDENTE

Perico quería ser presidente
y ya se veía de España dueño.
Para lograrlo puso tanto empeño,
que a veces se mostró algo imprudente.

Pero una Susanita impertinente
en secreto tenía el mismo sueño,
y a su abundante rebaño sureño
lo puso en marcha y se lo puso enfrente.

Los barones seguían presionando,
pero Perico se les resistía
porque lo que él en su mente tenía

era que, de morir, morir matando.
Y así resistió hasta el último día
dejando al pobre PSOE agonizando.

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.