PUÑOS EN ALTO

No esperes nada de quien alce el puño,
aunque diga que él es la solución
para terminar con la corrupción,
y aunque se presente con nuevo cuño.

Contra él mi espada satírica yo empuño
porque tengo la total convicción
de que si logra la gobernación
te robará libertad y terruño.

El puño es un símbolo de violencia,
el que lo alza está lleno de rencor,
y el mundo sabe por triste experiencia

que ya ha causado un inmenso dolor.
Los que hoy alzan el puño, es de temer
que lo que busquen sea solo el poder.

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.