SONETO TRÁGICO

Nos estamos suicidando,
los jóvenes se están yendo,
las jóvenes no están pariendo,
los moros siguen llegando.

Los bancos siguen robando,
los políticos mintiendo,
los viejos se van muriendo,
y las fábricas cerrando.

El honor ya no es bien visto,
divertirse es lo primero,
ya se acabó la fe en Cristo

y hoy el dios es el dinero.
El planeta está llorando.
Nos estamos suicidando.

Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.