VOTO SECRETO

Mientras la votación no sea secreta
en Senado, Congreso o Ministerio,
y no sea un absoluto misterio
lo que dice cualquier papeleta,

La democracia será cuchufleta,
y este sistema será un putiferio,
y estaremos siempre bajo el imperio
de cualquier sinvergüenza con gran jeta.

El congresista no vota, obedece,
y en su asiento hace igual el senador,
lo mismo que el juez prevaricador

que a su político amigo favorece,
mientras que el presidente aviador
abrica leyes como le apetece.


Esta entrada fue publicada en Mis sonetos. Guarda el enlace permanente.